¿Qué ver en el Camino Portugués? Te lo contamos

El Camino Portugués es la segunda ruta más importante en número de peregrinos que la transitan cada año, solo superada por el Camino Francés.

Lo cierto es que, durante algunos meses del año, el Camino Francés puede llegar a camino-santiago-1180770encontrarse especialmente masificado, lo que hace que la tarea de encontrar alojamiento se convierta en una auténtica odisea, especialmente en sus últimos 100 km. ¡Suerte a aquellos que busquen habitación el primer o el segundo fin de semana de septiembre, en Sarria o Portomarín!

La verdad es que el Camino Portugués no tiene nada que envidiarle al francés en lo que a paisajes, tradición y cultura se refiere. Es más, cuenta incluso con algunas etapas de costa, con las vistas del Océano Atlántico a la izquierda del peregrino. Salvo en fechas y lugares muy concretos, la búsqueda de alojamiento no suele ser complicada y, si bien aún no se puede equiparar con el Camino Francés en este sentido, será habitual ver a otros peregrinos acompañándonos a lo largo del viaje.

Además de caminar, te proponemos algunos planes para hacer durante el Camino Portugués:

-La Catedral de Tui:

Se trata de una imponente construcción de finales del XI de estilo románico, situada en la parte más alta de la Ciudad, y emblema artístico de Tui. Merece la pena visitar su claustro, o verla de noche bajo la luz de la luna.

-Excursión al Balneario de Mondariz:

No está precisamente en el Camino, sino a unos 18 km de O Porriño, y un poco más de Redondela. Pero hay autobuses directos desde ambas paradas (aunque no muy regulares), o también se puede ir en taxi. Se trata del balneario más famoso de Galicia, nada mejor que relajarse en sus puras aguas tras una dura jornada caminando.

-Visita a la Isla de San Simón:

Desde Redondela se organizan visitas regulares entre junio y septiembre, para conocer este pequeño tesoro en plena Ría de Vigo. No solo será posible disfrutar de un entorno paradisíaco, sino también empaparse del patrimonio cultural e histórico de la zona, así como conocer los detalles de la Batalla Naval de Rande.

-Desviarse al Parque del Río Barosa:_DSC8934

Las indicaciones para llegar a este parque de cataratas y molinos de agua, está justo en el Camino, a pocos kilómetros de Caldas. El desvío es mínimo (a unos 5 minutos del Camino), y supone una parada totalmente recomendable, y de la que más se acuerdan muchos de los peregrinos. Dispone también de un merendero, muy cómodo para comer.

Probar el agua de la Fuente de las Burgas:

Caldas de Reis es una parada muy conocida por sus aguas minero-medicinales, que ofrecen unas propiedades curativas para afecciones respiratorias, reumáticas, de la piel… en la fuente pública de las Burgas, será posible disfrutar, de manera gratuita, de todas estas propiedades tan beneficiosas.

-Degustar los famosos pimientos de Padrón:Galiwonders pimiento padrón

Con los pimientos de Padrón, ya se sabe lo que pasa, uns pican e outros non uns (o lo que es lo mismo, unos pican y otros no). Lo cual quiere decir, que nos la jugamos en cada mordisco de este sabroso manjar. Aunque es una variedad gastronómica disponible en toda Galicia, España y si nos aventuramos ya en el mundo entero, siempre es bueno degustarlos en su lugar de origen, Padrón.

El Camino Portugués es, por tanto, una opción muy aconsejable, que desde aquí no podemos dejar de recomendar siempre que podemos.

Y tú, ¿has hecho ya este tramo del Camino Portugués? ¿Qué otros lugares recomendarías?

Leave a Reply