Ruta Pet-Friendly en el Camino Francés

Camino de Santiago Pet Friendly Galiwonders

Hoy os traemos una nueva ruta pet-friendly: los últimos 100 km del Camino Francés acompañados de nuestro mejor amigo.

En la actualidad, nuestras mascotas se han convertido en un miembro más de nuestra familia, por lo que hacer el Camino sin ellos, no sería tan divertido. 

Animales de compañía como los perros son grandes amantes de los paseos campestres. ¿Por qué no permitirles que nos acompañen en esta gran aventura?

El Camino con nuestra mascota

Dicen que, en la era actual, nuestras mascotas son los nuevos hijos. Muchas personas alguna vez en su vida han tomado la decisión de acoger a un nuevo mejor amigo. ¿Quizás un perro, un gato, una tortuga…? Probablemente lo más común sean los dos animales de compañía que reinan en los hogares humanos: los perros y los gatos.

Puede resultar complicado viajar con un gato si no ha sido acostumbrado desde cachorro. El gato es un animal bastante territorial al que le resulta aterrorizante el hecho de subirse a un medio de transporte. Digamos que nos les gusta demasiado salir de su zona de confort…

Aun así, en una ocasión tuve la oportunidad de ver a un familiar haciendo el Camino con un gatito al hombro. Resulta increíble pensar que un gato se  embarcarse en tal aventura, contemplando el paisaje sin saber que probablemente era el primer gato-peregrino de España.

No obstante, no todos los gatos disfrutarían de esto. Hay gatos a los que les gusta caminar al lado de sus amigos humanos, mientras otros prefieren esconderse bajo una mesa cuando ven desconocidos. También aquellos que salen corriendo al ver a un perro o los que se enfrentan a los perros como si fuesen leones… hay tantos tipos de gatos como de humanos.

Como es difícil que un gato aguante largas rutas caminando sin despistarse buscando ratoncitos o moscas que cazar… desde Galiwonders hemos pensado que muchas personas estarían encantadas de poder hacer el Camino con su perro.

El perro es un animal de manada, acostumbrado a andar entre personas. Poder acompañar a su familia humana en esta aventura tan rural y entrañable será una grata experiencia para él.

 

¿Qué debemos tener en cuenta para esta aventura pet-friendly?

Al igual que nosotros debemos hidratarnos y descansar lo suficiente para no desvanecernos en el Camino, es importante saber que los perregrinos deben tener agua y comida durante cada etapa para que sus condiciones sean óptimas.

Antes de emprender el Camino es recomendable hacerse una revisión médica, del mismo modo que para nuestros animales. Así sabremos si podremos completar esta ruta pet-friendly sin ningún riesgo.

Descansar lo suficiente y reponer energías es sumamente importante, tanto para nosotros como para nuestros perros, así como llevar un botiquín de emergencia con lo básico por si hubiese cualquier incidente. Debemos revisar el estado de las almohadillas de nuestro perro tras cada jornada y, si detectamos cualquier cambio en su estado físico, parar y darle atención.

Además, es importante que el perro tenga una placa de identificación o microchip y la cartilla sanitaria oficial al día. En cuanto al medio de transporte, recordamos que si vamos en nuestro propio vehículo el perro deberá ir atado con un arnés de uno o dos anclajes. También podremos optar por un transportín, necesario en caso de que vayamos a viajar con él en un medio de transporte público.

Y, finalmente, durante el Camino no debemos olvidar que el perro deberá acompañarnos con una correa. Muchos especialistas recomiendan el uso de arneses, ya que es menos incómodo para el animal que el uso de un collar. Durante el Camino encontraremos diversos espacios para parar a descansar y poder dejarle libre durante un rato.

 

¿Podré hacer alguna actividad cultural con mi perro durante el Camino?

Si todavía no creéis que sea posible hacer esta ruta pet-friendly con vuestro perro porque os va a limitar la visita a algunos espacios, tenéis que saber que podréis encontrar empresas que han adaptado sus actividades a estar circunstancias.

Si, por ejemplo, estáis pensando en hacer una ruta guiada por Santiago de Compostela, desde Galiwonders os proponemos una actividad con un guía oficial que os llevará por la ciudad compostelana en compañía de vuestro perro. Es probable que no podáis acceder al interior de los edificios, pero las explicaciones del guía son tan completas que podréis averiguar cada curiosidad de los lugares que visitéis sin perderos detalle.  ¡Una experiencia para toda la familia!

 

 ¿Aceptarán a mi amigo en el alojamiento?

En Galiwonders disponemos de varios alojamientos en esta ruta pet-friendly que admiten a nuestros amigos sin ningún inconveniente. Tan solo debemos recordar que hay unas determinadas normas básicas para facilitar la convivencia entre humanos que viajan sin animales y aquellos que adoramos llevarlos con nosotros.

Tan solo fijándonos o preguntando en el alojamiento, saldremos de cualquier tipo de duda sobre el comportamiento con nuestro perregrino. Aunque no siempre podrán acceder a todas las zonas comunes, muchos alojamientos disponen de espacios donde podremos estar tranquilamente con nuestro amigo.

También encontraremos bares con esta opción a lo largo del Camino. En los meses de calor es común que habiliten terrazas donde podremos tomar algo junto a nuestro perro, mientras disfrutamos del sol y la brisa veraniega.

Además, si queremos darle un baño, por ejemplo, en algunas ciudades como Santiago existen centros de lavado para perros. Son parecidas a las lavanderías automáticas, con bañeras y duchas para que nuestras mascotas puedan refrescarse y sentirse cómodas después de una larga etapa.

Si queréis obtener más información sobre esta ruta pet-friendly o estáis pensando en hacerla, ¡no dudéis en contactarnos! Nuestro equipo os responderá con un itinerario adaptado a vuestras preferencias.

 

Leave a Reply