El Camino Primitivo, un viaje interior

camino primitivo galiwonders

Hoy os hablaremos un poco más sobre la ruta más antigua del Camino de Santiago: el Camino Primitivo.

Como su nombre nos hace intuir, se trata del Camino utilizado hace más de mil años por el que se considera el primer peregrino, el Rey Alfonso II El Casto. 

El Camino Primitivo es una de las rutas más bonitas y espirituales de los Caminos a Santiago de Compostela, aunque no está exenta de una buena preparación física que nos ayude a afrontar su exigente trazado. 

Un poco de historia

Camino Primitivo GaliwondersEl Camino Primitivo es la ruta documentada más antigua de las que podemos tomar en la peregrinación hacia Compostela, pero curiosamente una de las menos transitadas. Su trazado la convierte en una ruta exigente a nivel físico pero rica a nivel emocional. Es la ruta más espiritual y auténtica que podemos encontrar.

La soledad de algunos convierte al camino primitivo en un paraíso para aquellas personas que buscan descubrir y reencontrarse con su yo interior. Es una de las vías más bellas y tranquilas de toda la península.

Hace más de mil años, el Rey Alfonso II El Casto tomó esta ruta para visitar los restos del Apóstol Santiago. Durante siglos, cristianos procedentes de toda Europa lo siguieron, pero curiosamente hoy en día es uno de los caminos menos transitados.

Este descenso en el número de peregrinos se debe a la popularidad que alcanzó el Camino Francés en la Edad Media. La exigencia física que requería el Camino Primitivo en contraste con la buena accesibilidad del Camino Francés, provocaron su abandono.

¿Dónde alojarse?

Así parece que ha permanecido el Camino Primitivo hasta nuestros días, intacto en el tiempo, como si un volcán lo hubiese enterrado bajo cenizas, para renacer otra vez con toda su pureza y esplendor. Y es así que nos encontramos con tramos en los que encontrar un lugarCamino Primitivo Galiwonders Oviedo para dormir puede ser una odisea.

Lo cierto es que muchos de los lugares que podemos encontrar en el Camino Primitivo apenas tienen un lugar donde acomodarse, mientras otros tienen una oferta limitada a unos meses del año. Si estás animado a emprender esta ruta, ten en cuenta que los meses más fríos no son aconsejables. La lluvia, la nieve y el viento que encontramos en las altas montañas asturianas lo convierten en una ruta arriesgada.

En Galiwonders hemos logrado encontrar alojamientos que tratan al peregrino con la mejor sonrisa y proporcionan el mejor descanso. Si estás buscando autenticidad, no te lo pienses más. Contáctanos para proporcionarte la información más adecuada a tus necesidades.

¿Quieres saber más sobre el Camino Primitivo?

La riqueza cultural de este Camino es impresionante, tanto en patrimonio material (restos megalíticos, fortificaciones castrenses, dólmenes, capillas e iglesias, Catedrales, casas señoriales, hórreos…) como inmaterial (gastronomía, costumbres, leyendas…), lo que le da un toque singularmente espiritual.

Buena parte de esta cultura la vemos muy presente en muchos de los lugares por los que transcurre la ruta. Oviedo con su impresionante Catedral, muestra de la evolución cultural y artística de la Península desde la época medieval, o algunos de sus dulces más famosos, los Carbayones, una masa de hojaldre rellena de almendra, yema y azúcar.

GRADO, esplendor arquitectónico

Camino Primitivo Galiwonders GradoSiguiendo el Camino Primitivo, a pocos kilómetros de Oviedo, nos adentramos en Grado por el puente medieval de Peñaflor. La variada arquitectura indiana se vuelve visible. La Quintana (albergue de peregrinos desde el 2018) o diversos palacetes como El Capitolio o El Calabión, son algunos ejemplos.

Además, todos los miércoles y domingos puedes disfrutar de uno de los mercados tradicionales más característicos y coloridos de Asturias: el Mercado de Grado. Muchos vecinos venden aquí productos locales, como el queso Afuega’l Pitu, típico de toda la Comunidad Asturiana. Un auténtico placer para los sentidos y, por qué no, para reponer energías antes de continuar nuestro Camino hacia Salas.

SALAS, árboles centenarios

En Salas no solo hay una gran diversidad de espacios naturales y árboles centenarios, como el Tejo que acompaña a la Iglesia de San Martín. También encontramos una arquitectura religiosa imponente, como el Monasterio de San Salvador de Cornellana del S.XI o la Colegiata de Santa María. En pleno casco antiguo, el Palacio y la Torre medieval de los Valdés nos ofrecen una vista privilegiada del pueblo.

TINEO, ríos de oro

Siguiendo nuestra el Camino Primitivo hacia Tineo vamos a encontrar infinitos recursos naturales además de un importantísimo Patrimonio Artístico, Civil y Religioso. Diversos palacios como los de Rozadiella o el Palacio de Merás. El Monasterio de Obona, enclavado en un espacio de descanso y meditación junto al Camino. La Iglesia de San Martín de Calleras o la Ermita de San Roque, además de minas de oro romanas, Dólmenes prehistóricos y árboles milenarios como El Carbayón de Valentín junto a la Iglesia de San Pedro.

Pero además del patrimonio material, si hay algo que destaca en Tineo son sus recursos hidrológicos. Muchos de sus ríos contienen metales tan preciados como el oro. Las minas de oro de Navelgas, explotadas durante dos siglos, son un buen ejemplo de su riqueza. Hoy, cubiertas por una frondosa vegetación, no dejan indiferente al caminante.

POLA DE ALLANDE, los “Cortines”

Camino Primitivo Galiwonders LugoMás adelante, en Pola de Allande, también podremos encontrar muchos ejemplos de una arquitectura típicamente indiana, además del imponente Palacio de Cienfuegos que domina la villa.

Unas construcciones circulares de piedra llaman nuestra atención. Son los Cortines. Las colmenas que producen la famosa miel de esta zona, estaban aquí protegidas de los ataques del oso. Muchas de estas antiguas edificaciones siguen actualmente en uso.

Todo el recorrido continúa discurriendo entre zonas de gran belleza paisajística, adentrándose en mágicas montañas desde las que podremos divisar la orografía de los valles. La ruta atraviesa pequeñas aldeas que parecen haberse quedado esperando la visita de nuevos caminantes.

SALIME, el pueblo fantasma

Llegando a Grandas de Salime podemos intuir el valle por el que discurre el río Navia, cuyas aguas riegan el embalse más grande de Asturias, el embalse de Salime. Bajo él, quedaron soterrados árboles, iglesias, corrales, caseríos, aldeas, e incluso el propio pueblo de Salime.

Unas edificaciones, ahora abandonadas, sirvieron de alojamiento a los trabajadores de la presa hasta los años 60. Hoy en día, tan solo podemos encontrar activo el Hotel Restaurante Las Grandas. La tranquilidad de este lugar, nos permitirá contemplar las aguas del embalse y reponer fuerzas antes de continuar el Camino Primitivo.

Camino de Santiago Via de la Plata GaliwondersA FONSAGRADA, la fuente sagrada

Dejando atrás el impresionante paisaje asturiano, nos adentramos en Galicia por A Fonsagrada. Sus montañas no son diferentes y de nuevo nos sorprenderán. La espiritualidad que se respira en estos valles de agua, bosque y oxígeno nos proporcionarán un entorno mágico para detener el tiempo por un instante.

En este pequeño pueblo podremos ver la Fons Sacatra, relacionada con un milagro atribuido al apóstol Santiago. Según la leyenda, convirtió el agua de esta fuente en leche para una mujer que le había dado atención hospitalaria. Esta población tiene una vinculación jacobea desde finales del S.XII. Así lo corroboran la amplia documentación archivada sobre peregrinos y probablemente el último hospital de los Caminos de Galicia que permaneció abierto hasta principios del S. XX.

El Camino Primitivo continúa repleto de numerosas pallozas y edificios singulares que transmite la evolución de la arquitectura tradicional. Seguiremos encontrando algunas aldeas abandonadas, como la de Soutomerille, hasta adentrarnos en Lugo por la Puerta de San Pedro.

Un Camino más social

LUGO, la gran muralla

Lugo es una ciudad moderna que todavía conserva intacta su impresionante muralla romana del S. III-IV, declarada Patrimonio de la Humanidad en el año 2000, así como sus termas romanas a orillas del río Miño. Hoy en día podremos aprovechar la calidad de sus aguas en el balneario de la ciudad, además de disfrutar de su casco histórico y la riqueza de su arquitectura religiosa.

Seguiremos el Camino Primitivo encontrando diversos templos y capillas, así como hórreos, cruceiros y casas de labranza. En Palas de Rei, la Casa da Ponte, que sirve desde los años 90 como alojamiento turístico, es un buen ejemplo de la arquitectura popular. Justo a sus pies, el río Ferreira y el puente romano por donde seguiremos nuestro Camino.

Camino Primitivo Galiwonders

MELIDE, uniendo Caminos

Dejando atrás esta última etapa de soledad, nos adentramos en Melide, A Coruña. Ya solo nos quedarán las últimas etapas para alcanzar nuestro destino. A partir de aquí el Camino se vuelve mucho más social. Es el punto de encuentro con los peregrinos del Camino Francés, del que, por cierto, también podéis ver información aquí.

Llegar a Santiago se hace más ameno con otros peregrinos con quienes compartir las experiencias vividas a lo largo de este maravilloso viaje. Si todavía crees que hacer 300 kilómetros puede ser muy complicado, puedes optar por hacer el Camino Primitivo desde Lugo. No te preocupes por la compostelana. Si eliges este último tramo, podrás obtenerla después de recorrer 100 kilómetros de paz e increíbles vivencias.

Y si necesitas más información, recuerda que puedes ponerte en contacto con nuestro equipo para hacerte una ruta personalizada en función de tus preferencias.

¡Buen Camino!

Leave a Reply