Alojamientos en el Camino de Santiago

Alojamiento Camino Santiago

La cantidad y variedad de alojamientos en el Camino de Santiago depende de la ruta que vayamos a hacer. ¿Quieres saber por qué? 

Seguro que ya te lo estás imaginando… Y es que en las rutas de peregrinación hacia Santiago de Compostela hay Caminos más transitados y otros más solitarios.

Encontrar alojamientos en el Camino de Santiago

En principio, podríamos creer que habrá menos donde elegir si decidimos optar por una vía menos seguida. Sin embargo, lo cierto es que, en algunas de esas rutas, hay tramos compartidos con otros Caminos, por lo que será más fácil de lo que nos podamos imaginar.

No vamos a engañarnos, el Camino Primitivo es probablemente uno de los más complicados a la hora de encontrar un alojamiento, sobre todo, si buscamos un lugar a pie de Camino. ¡Pero no es imposible!

Encontramos gran diversidad de alojamientos, tanto familiares como grandes empresas, en el Camino Francés o el Portugués, pero, ¿dónde me alojo si quiero hacer el Camino Primitivo, el Inglés o el del Norte?

Si te da algo de pereza buscar los alojamientos por tu cuenta, pero tienes muuuchas ganas de lanzarte en esta aventura tan especial, ¿por qué no contar con la ayuda de una agencia especializada?

Bueno, vamos al grano. Si estás leyendo esto, probablemente querrás que te cuente cuáles son los mejores alojamientos del Camino para alojarse, en función de lo que quieras gastar y las comodidades que quieras disfrutar, la distancia desde el Camino, y un montón de dudas que te pueden surgir.

Voy a tratar de resolverlas y si después de leer esta guía, aún te quedan dudas, no te olvides de que puedes dejar tu comentario o enviarnos un email y nuestro equipo de expertos locales te responderá en ¡¡menos que canta un !!

¿Qué opciones de alojamiento tengo en el Camino de Santiago y cuál te recomendamos?

No voy a decirte qué escoger. Ya sabes que eso depende de ti y tus preferencias, pero trataré de ayudarte a tomar una decisión fundamental para tu bienestar durante el Camino.

Lo primero que tienes que pensar es qué tipo de comodidades necesitas. ¿Vas a hacer el Camino y quieres experimentar una aventura al estilo excursión al monte? Probablemente hayas pensado en dormir bajo las estrellas con un saco de dormir, al amparo de un gran árbol.

Vaya… no es que sea lo más recomendable, ni siquiera en verano. ¿Por qué? Las noches en Galicia suelen tener temperaturas más bajas, no es que en verano vayas a pasar frío, pero seguro que no te levantas al 100% para ponerte a caminar.

Por otra parte, los insectos se unirán a tu fiesta nocturna, dejándote sus marcas de vampiro por las zonas más expuestas de tu piel.

Un peregrino que conocí hace poco me contó que había dormido a la intemperie, por eso de vivir la experiencia… y su resultado fue una rodilla hinchada. No sabemos qué insecto fue, pero la picadura unida al calor, resultó ser una combinación fatal. La rodilla se inflamaba más y más, así que andar se volvía cada vez más duro. Por eso….

¡No te lo aconsejo! continuar el Camino con picaduras de mosquito u otros bichitos puede ser bastante incómodo.

Vayamos mejor a alojamientos bajo techo…

No es que estés exento de picaduras si te alojas en un espacio cerrado, pero las posibilidades se reducirán a más del 50%. Digamos que serás una víctima menos accesible.

Ahora la pregunta es, ¿prefiero compartir sueño y baño o dormir y asearme en la intimidad? ¿Qué opciones de alojamiento podré encontrar en el Camino de Santiago?

¿Albergue, hostal, pensión, hotel, casa rural?

Albergues CaminoLos albergues

Los albergues son una buena opción si quieres conocer más gente que, como tú, están haciendo el Camino. Puedes encontrarlos lo largo de todas las etapas del Camino. De hecho, en aquellos lugares donde no hay alojamiento privado, siempre hay algún albergue público y alguno privado.

Los albergues públicos, como seguro que ya sabes, dan prioridad a aquellas personas que están haciendo el Camino como peregrin@, con la credencial oficial.

Además, no admiten reserva y es por ello que puedes quedarte sin opción de dormir bajo techo.

Alojamientos en el Camino

Los albergues privados sí admiten reserva y algunos de ellos tienen alguna habitación privada con baño privado. Así que son una buena opción si queremos disfrutar del aspecto más social del Camino. Un poco más abajo podrás encontrar una relación de alojamientos en el Camino de Santiago que podrás encontrar en la ruta que decidas seguir, incluido algún albergue.

 

 

Pensiones CaminoLos hostales y las pensiones 

En realidad, los hostales y las pensiones son lo mismo. De hecho, la normativa en Galicia especifica que los hostales son pensiones de 2 y 3 estrellas con ciertas características similares a las de un hotel. Vamos, como un hotel, pero de menor categoría.

Esto no quiere decir que tengan que ser peores, sino que la ley no les exige tener tantos servicios como a un hotel. Claro está que la calidad no siempre acompaña a las estrellas, pero en el precio que pagamos sí que se suele notar un poquito más.

A lo largo del Camino encontramos bastante oferta de pensiones.

En el Camino Francés desde Sarria, hay 117 pensiones registradas, sin contar con las 124 que hay actualmente en Santiago.

Vamos, que oferta donde dormir, no nos falta. Si quieres saber cuáles están entre las mejores según nuestro ranking, atent@ a nuestra infografía.

Algunas pensiones tienen restaurante, lo cual es genial si coincide con una etapa con poca oferta gastronómica. Sabemos que a veces el cansancio nos produce muuucha pereza a la hora de patear la zona para encontrar el sitio donde reponer combustible. Otras veces la oferta es tan escasa que resulta fácil encontrar, pero no siempre es lo que esperábamos. Así que no está de más que nos ofrezcan el pack completo en el mismo establecimiento.

Ciertas pensiones que no disponen de este servicio, mantienen acuerdos con restaurantes cercanos. La verdad, es un lujo para el caminante que llega extenuado después de una dura caminata.

Los hostales y las pensiones son una buena opción para dormir bien, sin tener que renunciar a la privacidad. Algunas más sobrias y otras más modernizadas, pero con un servicio decente para un buen descanso.

Los Hoteles Hoteles Camino

¿Qué os vamos a contar que no sepáis ya? Los hoteles, unos tan magníficos, otros tan caóticos, pero todos con los servicios esenciales para el descanso, el aseo y la manutención de nuestros estómagos (al menos por la mañana).

Algunos hoteles no disponen de comedor ni cafetería, lo cual es un rollo a la hora de pensar en el desayuno. ¡Huy! ¡El Desayuno! Esa comida del día que tanta falta nos hace para poder caminar.

Seamos honestos, a todo el mundo le gusta desayunar bien cuando va a un hotel, pero… no siempre se cumplen nuestros deseos. ¿Cuántos de nosotros criticamos la falta de variedad en un desayuno? O ¿su elevado precio para la poca cantidad u oferta de alimentos? Eso por no hablar de los tipos de desayuno… que si continental, buffet, brunch, sin gluten, sin lactosa, vegetariano…

Por suerte, algunos alojamientos sirven desayunos con una variedad interesante, desde salado (embutidos, quesos, bocadillos), hasta el clásico dulce (cereales, panes, mermeladas…), pero lo cierto es que en este aspecto muchos siguen fracasando.

La bollería industrial debería estar terminantemente prohibida. ¿Por qué? Bueno, no voy a escribir un post sobre nutrición, pero la verdad es que los azúcares que contienen no son las calorías más interesantes para ponernos a caminar.

Otros hoteles más “saludables” optan por productos locales. ¿Crees que merece la pena pagar un poco más por un producto más saludable? Y si además te dicen que lo han hecho en la panadería del pueblo, que tiene un horno de leña y sigue cociendo el pan como antaño. Buuff!

Eso merece un sobresaliente, porque…

Invertir en un producto de calidad es sinónimo de amor por el cliente

Y eso es lo que hace falta cuando haces el Camino, que te mimen, para hacerlo más fácil y entrañable, ¿o no?

Las Casas RuralesCasa rural Camino

El turismo rural está de moda. ¿A quién no le gusta disfrutar de una casita de campo?, junto a un río, un lago, rodeado de bosque, ¡encima tiene piscina! O ¡chimenea! Reencontrarse con nuestra infancia en el pueblo… ¡qué recuerdos!

Pues sí, lo rural nos mola. Nos hace re-conectar con la madre naturaleza. Y, como los Caminos pasan por tantas zonas rurales… ¡pues claro! Son una opción perfecta para nuestro descanso.

Las casas de turismo rural son una opción perfecta en el Camino

Estos alojamientos, que en Galicia la normativa divide en diversos tipos según sus características (casas de aldea, de labranza, aldeas de turismo rural, pazos, casonas, etc.), nos llevan a otro siglo.

Suelen ser casas típicas de la zona, construidas hace muchos años, rehabilitadas hace pocos, pero con un sentimiento nostálgico que nos inunda de bienestar.

No todas son increíbles, porque algunas simplemente se han reformado, pero no han mantenido la esencia o, directamente, no todo es arquitectura. Estamos en un siglo más modernizado y queremos ciertas comodidades que nuestros antepasados no pudieron disfrutar.

Pero lo común es que el turismo rural nos haga sentirnos muy a gusto. Materiales naturales, como la madera, de roble o de castaño, según la zona, pizarra en los tejados, con su chimenea, su “lareira”, sus muebles antiguos (a veces viejos…), sus suelos crujientes, su olor a… no sé, ¿casa rural?

Algunas son de ensueño y nos permiten sentir que nuestro viaje a través del Camino está mereciendo la pena.

 

¿Son la mejor opción? Depende de lo que busquemos.

En general, podemos dividir dos grandes grupos:

  • Casas de alquiler íntegro, es decir, aquellas que sólo se alquilan por un mínimo de días, que tienen su cocina y tú te lo guisas, tú te lo comes. Con suerte, te cambian las toallas y sábanas cada 2 o 3 días. No están mal en absoluto, sólo que es más parecido a alquilar un apartamento con familiares o amigos y montarte la fiesta a tu manera.
  • Casas de alquiler íntegro o por habitaciones. Algunas casas rurales funcionan de una forma parecida a la de un hotel. Esto es, puedes reservar habitación y desayuno. No todas cuidan al máximo este aspecto, pero algunas lo hacen muy bien e invierten en productos de gran calidad. Además, si estamos haciendo el Camino y la casa está alejada de las áreas de bares y restaurantes, es de agradecer cuando ofrecen servicio de comidas o cenas.

Si sigues leyendo esto, seguro que estás deseando que te dé la información que has venido a buscar. Así que vamos al grano…

Alojamientos para el Camino de Santiago

Hoteles en el Camino de Santiago

Hay más de 900 hoteles registrados en la Comunidad Autónoma de Galicia. Lógicamente no todos están a pie de Camino, pero nos sirve para hacernos una idea de la oferta regulada existente.

En el Camino Portugués desde Tui, hay más de 122 hoteles registrados

Lógicamente, estamos dando una cifra aproximada, ya que hablamos de los registros que hay en las paradas propias de esas etapas del Camino. Sin embargo, a veces no nos queda más remedio que optar por desviarnos un poco de la ruta, ya sea por falta de disponibilidad o de alojamientos en la zona.

En general, los que más abunda en el Camino son los de 1 y 2 estrellas.

En muchas etapas del Camino, no podemos elegir las estrellas, pero tampoco deberíamos preocuparnos. Hoy en día, muchos de ellos tienen una relación calidad/precio excelente.

¿Cuál es la oferta de hoteles en Camino?

El Camino Portugués de la Costa es el que más oferta de hoteles tiene en comparación con el resto. Esto está condicionado precisamente porque el área costera de las Rías Baixas es una de las más demandadas en los meses de verano.

Hostales y pensiones en el Camino de Santiago

Hay más pensiones que hoteles en Galicia. De hecho, encontramos 1231 pensiones registradas, ¡casi nada! Recuerda que los hostales en esta región son pensiones de 2 y 3 estrellas.

El 50% de las pensiones que encontramos son de 1 estrella. Las pensiones de esta categoría son alojamientos básicos, donde normalmente puedes dormir, pero no es tan común encontrar servicio de cafetería. No obstante, son una buena opción si estamos pensando simplemente en un sitio donde descansar en la intimidad de una habitación privada.

En algunos casos podréis encontrar pensiones que disponen de habitaciones compartidas, aunque esto suele ser más característico de los albergues. En otras, tienen habitaciones privadas con baño compartido, por lo que, si queremos total privacidad, es mejor asegurarse antes de contratar.

¿Cuál es la oferta de pensiones en el Camino?