Hacer el Camino de Santiago en noviembre

Es probable que el mes de noviembre no sea una de las temporadas más populares para hacer el Camino de Santiago, sin embargo, puede ser una elección acertada para aquellos peregrinos que buscan escapar de las multitudes que se producen en los meses de temporada alta y vivir una experiencia única que te permita conectar profundamente con el Camino y contigo mismo.

En este post te contamos por qué elegir noviembre para hacer el Camino es una buena opción.

¿Por qué noviembre es un buen mes para hacer el Camino de Santiago?

A medio camino entre el otoño y el invierno, noviembre es un mes de cambios. Si bien emprender el Camino en este mes puede parecer un desafío por sus días más cortos y temperaturas más frías, la oportunidad de ver sus paisajes es una verdadera recompensa. Los bosques invernales y la nieve que se posa sobre las ramas de los árboles crean una atmósfera mágica y especial, donde podrás sentir la paz y tranquilidad mientras recorres esta ruta.

El mes de noviembre es el momento perfecto para vivir esta experiencia. Lejos de las aglomeraciones de los meses de verano y las altas temperaturas, realizar el Camino en noviembre es una buena idea, por lo que si dispones de unos días libres, merece la pena reservarlos para comenzar esta aventura.

Paisaje en noviembre en el Camino de Santiago

Ventajas de hacer el Camino de Santiago en noviembre

Si estás pensando en hacer el Camino de Santiago en noviembre, podrás disfrutar de las siguientes ventajas:

Menor afluencia de peregrinos

Esta es la característica más notable de hacer el Camino de Santiago en noviembre. Conforme llega el invierno, el número de peregrinos comienza a descender, por lo que el Camino se vuelve más tranquilo. Noviembre es un mes perfecto si buscas disfrutar de una experiencia más solitaria y personal.

LA GUÍA PRÁCTICA DEL CAMINO
DESCARGA GRATIS
Suscríbete a nuestro boletín y recibe GRATIS nuestra Guía práctica del Camino de Santiago. En esta guía encontrarás toda la información que necesitas para empezar a planificar tu Camino.

    He leído, entiendo y acepto la política de privacidad

    Quiero recibir novedades, contenido exclusivo, comunicaciones comerciales.


    Registrándote aceptas recibir la guía del Camino en PDF e información práctica sobre las rutas del Camino de Santiago

    - Responsable de datos: Galiwonders, S.L.U.

    - Finalidad: Gestionar las suscripciones, envío de comunicaciones, y tratamiento de datos conforme a las finalidades indicadas en nuestra política de privacidad.

    - Legitimación: consentimiento de los interesados

    - Destinatario: proveedores, colaboradores y desarrolladores. Fuera de esos campos no se cederá datos a terceros, salvo obligación legal.

    - Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en nuestra política de privacidad.

    Temperaturas agradables para caminar

    En noviembre, las condiciones meteorológicas son ideales para caminar. Las temperaturas son frescas, oscilando entre los 5 y 15ºC. Evitando así el calor extremo de los meses de verano En alguna jornada es posible que se den lluvias suaves e intermitentes. Sin embargo, no serán un inconveniente para caminar.

    En determinadas zonas de montaña como O Cebreiro o la subida a Foncebadón es posible que se den condiciones meteorológicas extremas. Ten esto en cuenta a la hora de elegir tu ruta.

    Un paisaje con encanto

    En primavera y verano, el Camino se llena de paisajes de bosques frondosos y rebosantes campos en flor. Sin embargo, el paisaje es distinto en otoño. En noviembre, los árboles se visten de tonos ocres y dorados, transformando los paisajes en un espectáculo digno de ver.

    Además, en este mes, los peregrinos a los que les gusta la nieve, podrán ver las cumbres de las montañas cubiertos de este manto blanco en ciertas zonas de montaña.

    Inconvenientes de hacer el Camino de Santiago en noviembre

    Pese a que hacer el Camino de Santiago en noviembre puede resultar una experiencia enriquecedora, también presenta diversos desafíos que debes de tener en cuenta al planificar tu viaje:

    Menos horas de luz para caminar

    En noviembre, los días comienzan a acortarse, es decir, habrá menos horas de luz. Nuestra recomendación es que comiences el Camino temprano para aprovechar las horas del día y puedas realizar actividades en tu tiempo libre.

    Tendrás que llevar ropa de abrigo

    En este mes, las temperaturas son más bajas, por lo tendrás que llevar ropa de abrigo en la mochila. Este tipo de prendas son más gruesas que las que se utilizan en verano para protegernos del frío, y por lo tanto, ocupan y pesan más. Por ello, te recomendamos que lleves una mochila, no menor de 50 L para que puedas llevar tus pertenencias sin problema.

    Si quieres vivir esta experiencia sin preocupaciones y disfrutar plenamente, recuerda que ofrecemos un servicio de transfer de maleta entre etapa y etapa.

    Climatología adversa

    Es uno de los principales inconvenientes del Camino en esta época del año. En febrero, las heladas nocturnas y en las primeras horas de la mañana son frecuentes, y se pueden ver las primeras nevadas en zonas de interior y de montaña.

    Además, existe una mayor probabilidad de precipitaciones, especialmente en regiones como Galicia, Asturias y Cantabria.

    Por lo tanto, nuestra recomendación es que vayas muy bien equipado, con ropa térmica e impermeable para combatir estas desafiantes condiciones climáticas. Además realizar el Camino de Santiago en febrero exigirá una mayor preparación física, pues es diferente caminar por pistas y sendas cubiertas de barro o nieve.

    ¿Qué ruta del Camino hacer en noviembre?

    El Camino Portugués, la Vía de la Plata y el Camino Francés son una buena opción para hacer en noviembre. Estas rutas son ideales para aquellos peregrinos que buscan la tranquilidad de caminar entre naturaleza y paisajes rurales.

    Camino Portugués

    El Camino Portugués es la segunda ruta más popular después del Camino Francés. Tiene su punto de inicio en Lisboa pero muchos deciden comenzar en Oporto, la ciudad más importante de Portugal, que se encuentra a 250 km de Santiago de Compostela. El tiempo aproximado a pie sería de 12 días.

    Camino Inglés

    Si buscas disfrutar de la tranquilidad del mar y de la gastronomía gallega, el Camino Inglés es la elección perfecta. Cuenta con dos alternativas: desde Ferrol y desde A Coruña, con 118 y 73 km respectivamente, y es ideal si tienes poco tiempo para caminar, pues se puede recorrer entre 3 y 5 días.

    Camino Francés

    Es la ruta más popular entre los peregrinos, pero en esta época del año, habrá menor número, lo que te permitirá vivir una experiencia más tranquila. Además, encontrar servicios a lo largo del Camino no será un problema, ya que cuenta con un gran número de infraestructuras disponibles durante todo el año.

    ¿Qué llevar al Camino de Santiago en noviembre?

    Para que puedas caminar cómodo, te recomendamos llevar una mochila de 30 o 40 L de capacidad y que su peso total no supere el 10% del tuyo propio. Un error recurrente es cargar la mochila en exceso y la mayoría de las lesiones como la tendinitis, son causadas por el peso del equipaje.

    Si no quieres prescindir de nada en tu mochila, puedes contratar un servicio de traslado de equipaje entre etapa y etapa durante todo tu Camino.

    Peregrino en el Camino de Santiago en noviembre

    Celebraciones y fiestas en noviembre en Galicia

    En noviembre encontrarás numerosas actividades para disfrutar y relajarte después de una larga caminata. Si planeas hacer el Camino este mes, estas son algunas de las celebraciones más populares de Galicia.

    Magosto

    En el mes de noviembre, todo paisaje gallego huele a castañas asadas. Esta celebración es parte de la cultura galaica y celebra la cosecha de las castañas. En cientos de aldeas y ciudades, los vecinos se reúnen para asar castañas y acompañarlas de vino o mosto de la reciente vendimia.

    Otras festividades locales

    Noviembre también es un mes de celebraciones y festividades en diversos pueblos y ciudades de Galicia. Una de las más populares es la Feira dos Santos en Lugo, a la que podrás asistir si haces el Camino Primitivo. Esta festividad cuenta con mercados tradicionales con productos típicos del campo gallego y fue declarada Feria de Interés Turístico Gallego en el año 2011.

    En definitiva, ya sea que estés planeando tu propio peregrinaje invernal o simplemente hayas disfrutado de explorar esta travesía a través de este post, recuerda que el Camino de Santiago siempre te espera. Ya sea en noviembre o en cualquier momento del año, este sendero ofrece un viaje de autodescubrimiento, belleza y conexión que perdurará en ti mucho después de llegar a Santiago de Compostela.

    ¡Buen Camino!

    Pide tu presupuesto

      ¿Fecha inicio del viaje?

      He leído, entiendo y acepto la política de privacidad

      Quiero recibir novedades, contenido exclusivo, comunicaciones comerciales.


      - Responsable de datos: Galiwonders, S.L.U.

      - Finalidad: Gestionar las suscripciones, envío de comunicaciones, y tratamiento de datos conforme a las finalidades indicadas en nuestra política de privacidad.

      - Legitimación: consentimiento de los interesados

      - Destinatario: proveedores, colaboradores y desarrolladores. Fuera de esos campos no se cederá datos a terceros, salvo obligación legal.

      - Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en nuestra política de privacidad.

      Facebook-f Twitter Instagram Pinterest

      Deja una respuesta

      Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

      Solicita tu itinerario
      Rellena el formulario y recibirás el presupuesto en tu email en 24-48h.
      ×

      Atención comercial | Commercial Attention

      ×